El espacio tuvo como objetivo dar a conocer herramientas y mecanismos institucionales a través de los cuales las sociedades se organizan para cumplir los compromisos climáticos, y analizar los mecanismos de participación ciudadana y los distintos sectores de la sociedad. Ilustraciones y relatoría gráfica de Irene Kerner.

Promesa Climática - 2do Taller de Sensibilización “Gobernanza climática”

Gobernanza climática, desafío institucional y de construcción ciudadana

 

En el marco de la iniciativa “Promesa Climática”, una propuesta del PNUD al desafío de la lucha contra el Cambio Climático, se realizó el segundo taller de sensibilización sobre la política climática en el país.

A través de un Webinar que contó con la exposición de cinco oradores, el espacio tuvo como objetivo dar a conocer herramientas y mecanismos institucionales a través de los cuales las sociedades se organizan para cumplir los compromisos climáticos, y analizar los mecanismos de participación ciudadana y los distintos sectores de la sociedad.

Previo a las presentaciones y en calidad de Representante Residente Adjunto del PNUD en Argentina, Valentín González mencionó las funciones que está llevando a cabo el Organismo. Se refirió a los planes de trabajo en más de 115 países que se realizan para mejorar los compromisos climáticos y sostuvo que “es muy importante consolidar procesos y esfuerzos que sean eficientes, y que hagan cada vez más rápidas las respuestas”. Además, hizo hincapié en el rol vital de los jóvenes: “Es muy importante que se involucren de la manera en que lo están haciendo, porque ellos son los que tienen la fuerza para exigir y apoyar lo que se debe hacer”.

Gianluca Merlo, Asesor Técnico Regional de Estrategias y Políticas Climáticas en el PNUD de Panamá, brindó un panorama general sobre el trabajo institucional que se realiza en la región. Destacó los tres pilares fundamentales sobre los cuales se desarrollan las tareas: ambición, aceleración y movilización. El primero busca “ayudar a los países a elaborar una propuesta ambiciosa de adaptación y mitigación”. El segundo, “lograr ciudades sostenibles, energías renovables y soluciones basadas en la naturaleza”. El tercero, contempla lo anterior bajo la idea de que es “el mayor esfuerzo que se ha requerido en la historia de la humanidad de manera conjunta”.

Mercedes Fino, una de las expositoras, Directora Provincial de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático (PCIA. de Buenos Aires), expresó: “El Estado hoy no puede gestionar solamente con las instituciones gubernamentales, y necesita de distintos actores para que sean parte de la toma de decisiones de políticas climáticas”.  Y agregó: “Por eso la importancia de abrir la puerta al debate, para que estas políticas sean un reflejo de las necesidades territoriales y no estén construidas desde un espacio abstracto”.

Quien también aportó su experiencia fue Carlos Amanquez, Coordinador General del Gabinete Nacional Climático, que se refirió a los beneficios y posibilidades que brinda la Ley de Presupuestos Mínimos de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático Global. “La normativa nos permite trabajar con una duración a lo largo del tiempo porque es considerada una política de Estado. Con lo cual, la primera herramienta que contamos como ciudadanos es esta ley”, explicó.

Mariano Villares y Micaela Tomasoni, miembros de Sustentabilidad Sin Fronteras (SSF), expusieron desde la perspectiva de una ONG, estructuras que representan parte de la contribución fundamental que hace la sociedad civil. Villares destacó el trabajo que se viene realizando desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo, pero también hizo hincapié en aquello que debe seguir trabajando. “Desde la cartera siempre han sido receptivos y abiertos al diálogo con nosotros. Aun así, quisiéramos tener mayor contacto con otros Ministerios”, dijo, y destacó además el impulso de Argentina en comparación con el resto de la región: “Nuestro país está muy fortalecido en materia de información pública, acceso a la justicia, a la información”.

En ese sentido, Tomasoni manifestó la importancia del involucramiento: “La participación en los procesos de tomas de decisiones ambientales es un derecho que tenemos todos como ciudadanos”. Y agregó: “Hoy existen diferentes espacios donde poder participar y que son producto de la organización del Estado, que tiene un compromiso y obligación de generarlos. Pero también hay otros que son los que se forman en la sociedad civil”.

Para Tomasoni, uno de los espacios más significativos que hay es la RCOY, una Cumbre Climática de la Juventud de Latinoamérica que tendrá lugar en noviembre y en la que participan más de 15 países. “El objetivo final es interiorizarnos, aprender, tomar más conciencia y experiencia de toda la región para luego volcarlas en una Declaración. Es decir, un documento que vamos a confeccionar entre todos, específico de las problemáticas del territorio latinoamericano”, detalló. “Tenemos que poder aunar esfuerzos”, argumentó Tomasoni.

Este taller de Gobernanza Climática es parte de los ejes de acción que tiene la iniciativa “Promesa Climática”, que está destinado a jóvenes de entre 18 y 35 años, a la población en general y a líderes emergentes.

Accede al evento en el canal de You Tube del PNUD en Argentina
 

La Promesa Climática de las y los jóvenes

Junto con las acciones anunciadas desde la administración nacional, la iniciativa “Promesa Climática” en Argentina propone, a través de esfuerzos coordinador, fortalecer la capacidad de los y las jóvenes para promover acciones climáticas y su participación en los foros nacionales e internacionales. Además, se propone colaborar en futuras iniciativas y políticas climáticas con el gobierno, las agencias del Sistema ONU, el sector privado, las organizaciones de la sociedad civil y los medios de comunicación.

Hasta el momento, el PNUD ha acordado planes de trabajo con +115 países, en el marco de su cooperación y asistencia para la mejora de los compromisos climáticos.

Argentina es uno de ellos y como muestra de su adhesión, el gobierno reafirmó su compromiso adelantando la presentación de la segunda Contribución Determinada Nacional (CDN) prevista para el año 2021 al 2020, con una meta que limitará las emisiones de gases de efecto invernadero a un nivel 26% inferior a la CDN previamente comprometida en 2016, y anunció que presentará en el 2021 su estrategia de desarrollo en bajas emisiones a largo plazo a fin de alcanzar la carbono neutralidad en el 2050. Esta ambición se amplió a 27,7%, es decir 1,7 más que a fin de 2020 en la presentación que realizó el Presidente Fernández en la Cumbre de Líderes sobre el Clima convocada por el Presidente de EEUU el día de la Tierra.

También incorpora una meta de adaptación, reforzando su importancia para el país y señala a su vez la necesidad de contar con los medios de implementación suficientes para afrontar al desafío del cambio climático, en línea con su compromiso de promover un desarrollo integral y sostenible en el marco de una transición justa.

Asimismo, no puede dejar de mencionarse la Ley Nacional de “Presupuestos Mínimos de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático Global”, aprobada por el Congreso Nacional a fin de 2019, con una alta participación en su proceso de elaboración de las y los jóvenes de Argentina, la cual institucionaliza los ámbitos y herramientas clave para la gobernanza y puesta en marcha de política en la materia en el país.  

Icon of SDG 03 Icon of SDG 07 Icon of SDG 11 Icon of SDG 12 Icon of SDG 13 Icon of SDG 15 Icon of SDG 16 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Argentina 
Ir a PNUD Global