Un invierno diferente para Verónica

Verónica Escalante y un representante de Fundación Pro Vivienda Social

Verónica Escalante estrenó -promediando el invierno- una estufa, un termo-tanque de bajo consumo y la cocina que había comprado unos meses antes, anticipándose a la instalación definitiva de la red de gas en su casa en Mayor del Pino. Ella sabía que en cualquier momento recibía esta noticia porque desde el 2004 trabajó como promotora del proyecto de gasificación integral impulsado por la Fundación Pro Vivienda Social en su vecindario. Vive desde 1987 en uno de los seis barrios de Cartel Quinto, a 44 km de la ciudad de Buenos Aires, localidad que presenta uno de los mayores índices de hogares con Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). “Un barrio de gente obrera, gente trabajadora, con miras a mejorar, que no espera que le den, sino que quieren mejorar día a día”, detalla. A lo largo del tiempo transcurrido fueron logrando, a su juicio, “pequeños avances en la infraestructura del barrio”. La red troncal de gas pasa a solo cinco cuadras de su casa, por la ruta 24 y, en varias –demasiadas- oportunidades se habían presentado proyectos que nunca se concretaron. “Cuando conocí el proyecto que tenía la Fundación, que estaba en el barrio generando los préstamos para el mejoramiento de la vivienda, me permitió creer una vez más. Si ellos estaban trabajando en el barrio hacía mucho tiempo, había que creer y no perdíamos nada”, recuerda. Verónica tiene dos hijos ya criados y cuatro nietos. “Lo que más me importó en la vida era formar a mis hijos, inculcarles que tienen que estudiar, porque esto en algún momento va a cambiar. Que no es lo mismo no tener estudios como nos ocurrió a nosotros que no pudimos estudiar… Decía mi mamá que el saber no ocupa lugar. Tener eso bajo la manga y mirar hacia adelante.” Hoy comparte esto con su familia y habla de dignidad. El agua sale caliente para todos a la hora de bañarse. La comida se cocina mejor y más rápido que con la garrafa. El estar de su casa resulta acogedor con el calor de la estufa de 6000 kcal que emula un hogar a leña y que ahora puede usar porque se reducen considerablemente los costos. Muchos vecinos que en un principio no confiaron, hoy se acercan a la oficina de la FPVS para iniciar los trámites para tener el gas de red.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Argentina 
Ir a PNUD Global