--- Image caption ---

Lorena Moscovich - Jefa de Experimentación - AccLabPNUDArg @LMoscovich

La resiliencia -y los desafíos- de los Estados en vías de desarrollo y las soluciones de base. Tendencias de Argentina y  alrededores.

Un mundo: Unido

No hay memoria de un evento que haya afectado de modo tan veloz a todo el planeta como lo está haciendo el brote del COVID-2019. En menos de tres meses, casi todos los países, incluso los más remotos y aislados, enfrentan el desafío de la expansión de esta infección, y de sus consecuencias sociales y económicas todavía impredecibles. En este sentido, la respuesta a la amenaza ha unido al mundo entero.

El vasto alcance de esta crisis puede ser también una oportunidad para aprender. Además, el brote puede ser visto como un experimento natural masivo, un evento exógeno extremadamente inusual nos ayuda a comprender mejor algunas relaciones causales. Este podría ayudarnos a explorar diferentes campos que de otra manera seríamos incapaces de analizar y a iluminar cuestiones como: los efectos en las emisiones de carbono de la reducción masiva de la aviación aerocomercial y de la actividad económica en general; los efectos duraderos de las cuarentenas en el comportamiento, como el distanciamiento social y las interacciones sociales a través de internet; el potencial avance de la vigilancia de los gobiernos sobre la privacidad y sobre algunas libertades individuales, entre otras cuestiones.

Más generalmente, en todos los países la crisis disparó tanto respuestas estatales como soluciones de base con diversos efectos. También llamó a la rápida acción de los laboratorios de aceleración.

Las respuestas emergentes en el archipiélago de capacidad estatal

Algunos países logran prevenir o (si ya es demasiado tarde para ello) combatir el brote del COVID-2019 de modo más rápido y eficiente que otros. ¿Qué explica estas diferencias? Por ejemplo, Taiwán fue muy exitoso en controlar el brote, tenía 100 casos cuando solo a 130 km había 8000. Sus buenos resultados se basaron en el testeo proactivo y el uso de big data. También, en base a la tecnología, el caso de Corea del Sur muestra cómo el Estado coordinó centralmente para descentralizar su alcance territorial. Este testea en la calle, ubica a las personas infectadas y controla (y hace cumplir) su aislamiento.

A veces la innovación y la respuesta rápida no surge de los “sospechosos de siempre” sino de otros lugares. Cuando los países en desarrollo todavía tardaban días en tener los resultados de los tests, Senegal lograba resultados en solo pocas horas. Las respuestas de los Estados también se relacionan con las experiencias previas que les han permitido construir redes locales duraderas y conocimientos específicos para lidiar con las crisis. demuestran una capacidad de respuesta de la cual, en ocasiones, los Estados más desarrollados carecen. Por ejemplo, hace pocos años, la rápida respuesta de Nigeria a la propagación del Ébola se nutrió de muchas mejoras desarrolladas evitar la Polio. En estos casos, la innovación se nutre de islas de excelencia, en los archipiélagos de recursos y deficiencias existentes en los países en desarrollo.

Los países en desarrollo enfrentan un balance muy difícil cuando tienen que compensar la falta de infraestructura de salud con medidas preventivas severas que anticipan una ralentización mayor de sus economías. Este es el caso de nuestro país, Argentina, que estableció una de las cuarentenas más estrictas en el mundo, tratando de prevenir un contagio masivo de su población, que resultó en la suspensión de casi todas las actividades económicas por un mes.

Todo esto muestra la interdependencia de la sustentabilidad. Pues los países con más recursos pueden ayudar a los que tienen menos, pero estos últimos pueden estar mejor preparados y dar buenas lecciones para lidiar con escenarios de crisis.

Conectando puntos: tecnología e innovaciones de base en Argentina

La variedad y gravedad de los problemas que trae el brote son abrumadoras, pero la gran cantidad de propuestas que aparecen, mucha de las cuales serán inviables, también puede ser desorientador. El esfuerzo del Co_Lab, el laboratorio de aceleración de Argentina, está enfocado en conectar puntos desarticulados, tender puentes entre las innovaciones y los decisores, e identificar y acelerar las mejores.

En Co_Lab está mapeando soluciones de organizaciones de base, iniciativas espontáneas de vecinos y voluntarios,  y empresas para lidiar con el brote y las consecuencias no deseadas que surgen de la cuarentena. Estas pasan por el desarrollo de tecnología o la fabricación de insumos básicos, como máscaras o respiradores.

 

Otras atienden los efectos del aislamiento en la población de riesgo, la distribución de insumos básicos, el apoyo económico  a los que no perciben ingresos y a los pequeños comercios  El mapeo alcanza a una colaboración con la Yunus and Youth Foundation, junto con Impact HUB, Socialab, y Banca de Inversión Sostenible para organizar un Hackaton para reunir soluciones en América Latina.

También exploramos distintos prototipos de aplicaciones para la auto evaluación y detección temprana de los síntomas con el fin de llevar tranquilidad a la población, evitar el colapso de los centros de salud y permitir al gobierno georreferenciar y canalizar los casos sospechosos. En la Argentina, el gobierno lanzó su propia app para la detección del Coronavirus. Sin embargo, estamos compartiendo con otros países y explorando otros usos de una de ellas desarrollada por el Gato y La Caja.

 

Desde el Co_Lab se está impulsando “Paga a Cuenta”, una campaña en redes sociales para promover  la solidaridad con aquellos que no tienen ingresos durante la cuarenta. Se estimula el “pague ahora” los bienes y servicios a cuentapropistas, trabajadores informales y pequeños comercios, aunque sean usados luego de que termine el aislamiento. Esta iniciativa fue propuesta por el laboratorio de aceleración incluida en las acciones que varias agencias del Naciones Unidas en la Argentina, la Oficina del Coordinador Residente, UNICEF, UNV, UN Woman, todos  de Argentina, entre otros. Otros laboratorios también emprendieron iniciativas de este tipo y están analizando la factibilidad de su implementación en sus países.


Por último, en un aislamiento severo, incluso los pagos regulares pueden ser un problema. Otra acción será una campaña educativa para facilitar los pagos en el contexto de aislamiento para personas que no están familiarizadas con herramientas como el uso de cajeros, las transferencias electrónicas o los nuevos puntos de efectivo  para los que no tienen cuenta bancaria - tienen esta nueva herramienta para hacerse de efectivo-.

En el ápice del brote, estamos intentando dar una respuesta rápida para encontrar las mejores soluciones. Esa es una de las responsabilidades de los laboratorios de aceleración. Somos un mundo unido, respondiendo a un desafío único, trabajemos juntos.

 

 

Icon of SDG 01 Icon of SDG 02 Icon of SDG 03 Icon of SDG 08 Icon of SDG 10 Icon of SDG 12 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Argentina 
Ir a PNUD Global