La visibilización y el reconocimiento de historias donde las mujeres son protagonistas ayuda a sortear y eliminar las desigualdades de género, una de las prioridades del PNUD a nivel global. Foto: Tw Fundación AVON

El Programa de las Naciones Unidas para Desarrollo en Argentina, PNUD, acompañó a las cinco ganadoras del premio Mujeres Solidarias, enmarcado en la Agenda 2030 de la ONU.

En la 12va edición de esta iniciativa promovida por la Fundación Avón, cinco mujeres solidarias de cuatro provincias argentinas (Salta, Buenos Aires, Entre Ríos y Misiones) fueron distinguidas con este reconocimiento que premia y visibiliza la labor de mujeres, alrededor del país, comprometidas con la reducción de las brechas de desigualdad y la mejora de vida de sus comunidades.

Mujeres Solidarias surge en el año 2007. Desde sus inicios, todas las propuestas seleccionadas estuvieron atravesadas por los Objetivos de Desarrollo del Milenio y a partir de 2015, por la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, que promueve el Desarrollo Sostenible en todos los ámbitos de la actividad humana, articulando los aspectos sociales, económicos y ambientales.

Uno de estos Objetivos de Desarrollo Sostenible, el ODS5, es asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo en todos los niveles decisorios de la vida política, económica y pública de un país. En este sentido, entre las metas de desarrollo sostenible se encuentra la de fomentar proyectos en los que la tecnología, especialmente de la información y las comunicaciones, permitan promover el empoderamiento de las mujeres.

La visibilización y el reconocimiento de historias donde las mujeres son protagonistas ayuda a sortear y eliminar las desigualdades de género, una de las prioridades del PNUD a nivel global. Más aún, la promoción de proyectos pensados por y para otras mujeres permite, no sólo destacar sus roles de liderazgo social sino, también, sacar a muchas de ellas de las situaciones de violencia que viven cotidianamente, promover su inserción en el mundo laboral y su acceso a más y mejores derechos.

Una de cada cinco mujeres y niñas, incluido el 19% de las mujeres y las niñas de 15 a 49 años, han sufrido violencia física y/o sexual por parte de una pareja íntima, durante los últimos 12 meses. Sin embargo, en 49 países no existen leyes que protejan específicamente a las mujeres contra tal violencia.

Alejandra García, coordinadora del área de géneros del PNUD en Argentina, formó parte del jurado que eligió a los 5 proyectos solidarios que recibieron un fomento financiero de 200 mil pesos para seguir creciendo.

“Los proyectos, justamente, apuntan a resolver necesidades a nivel de las comunidades, hay proyectos de acceso al agua, para la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres, que apuntan a reducir la pobreza. Los mismos están enmarcados dentro de la agenda de Desarrollo Sostenible”, afirmó García.



Las ganadoras y sus proyectos

Beatriz Corral (Salta) fue reconocida por brindar talleres para fortalecer las capacidades técnicas y organizativas de las mujeres de su comunidad mediante la producción de lana ecológica bovina en su proyecto La Teuquita Eco-Lana.

Mirtha Sisnero (Salta) había reclamado a la justicia su derecho de trabajar como colectivera del sistema de transporte público de la ciudad de Salta. Ahora, impulsa la capacitación en perspectiva de Género y DDHH de las mujeres que se incorporan recientemente a SAETA (Sociedad Anónima de Transporte Automotor).

Brenda Pignol Ramos (CABA) a partir de Reciclando con Inclusión, desarrolló una línea productiva de objetos para la oficina con triple impacto (ambiental, social y financiero). A partir de este proyecto, mediante el reciclaje de tapitas plásticas, promueve la inclusión laboral de mujeres con discapacidad.

Romilda Padilla (Misiones) de productos agrícolas con mejores condiciones de comercialización fue premiada por su iniciativa Reconversión Productiva Sustentable de las Mujeres Rurales de San Pedro, que puso en funcionamiento la cocina agroindustrial de la Asociación Civil de la Mujer Rural de San Pedro. A partir de este proyecto, mujeres rurales y sus  familias podrán acceder a mercados 

Anabella Albornoz (Entre Ríos), por último, brinda talleres de coatching grupal, pastelería, repostería y marketing a mujeres que trabajan en una cooperativa de panificados y fue reconocida por su compromiso por sumar dignidad y profesionalismo al trabajo artesanal comunitario que desarrollan.

Las pequeñas-grandes acciones de estas Mujeres Solidarias están plenamente reflejadas en las metas de la Agenda 2030. Por ello, se destaca el reconocimiento a aquellos emprendimientos que promueven el triple impacto, financiero, social y ambiental positivo, que colaboran con la reducción de las desigualdades, intentan poner fin a la pobreza y generar trabajo digno, tal como consagran los ODS10, ODS1 y ODS8, respectivamente.

Mujeres Solidarias, organizado por fundaciòn AVON, con el apoyo del Instituto Nacional de las Mujeres y del PNUD en Argentina, constituye además un ejemplo de alianza colaborativa y de cooperación innovadora entre una agencia internacional, el gobierno y el sector privado, fundamental para alcanzar el desarrollo sostenible, tal como sostiene el ODS17.

Icon of SDG 05 Icon of SDG 10 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo