Ma. Fernanda Rodríguez, Subsecretaria de Acceso a Justicia, Min. de Justicia y DDHH, junto a René Mauricio Valdés, Representante Residente del PNUD en Argentina y Sebastián Waisgrais de UNICEF Argentina, suscriben el convenio. Foto: PNUD Argentina

 

El abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes es una de las peores formas de violencia contra la niñez y adolescencia [1]. Por ello, en el marco del proyecto de Acceso a la justicia de personas en situación de vulnerabilidad, implementado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, con apoyo del PNUD en Argentina, se firmó hoy un convenio con UNICEF Argentina para el fortalecimiento y ampliación del servicio de patrocinio jurídico gratuito a niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso sexual y embarazo forzado.

El proyecto Acceso a la justicia de personas en situación de vulnerabilidad se propone trabajar en conjunto con la Subsecretaría de Acceso a la Justicia para contribuir a la ampliación, el fortalecimiento y la creación de nuevos mecanismos de acceso a la justicia. Su prioridad es implementar acciones que garanticen el derecho a la justicia de poblaciones en situación de vulnerabilidad social y económica, alcanzando zonas desfavorecidas del país, y aportar a la lucha contra la violencia de género.

En este sentido, las niñas, niños y adolescentes constituyen una población especialmente vulnerable en lo que respecta a delitos contra la integridad sexual. Según un estudio reciente de la Organización Mundial de la Salud, a nivel mundial, 1 de cada 5 mujeres y 1 de cada 13 varones han declarado haber sufrido abusos sexuales en la infancia. La dimensión del problema es confirmada por los datos nacionales: un informe de 2017 de la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación encuentra que el mayor porcentaje de violencia de tipo sexual (17%) se observa en el rango de 11 a 14 años, seguido por el de 15 a 17 (16%).

La situación respecto a los embarazos no intencionales también es crítica, sobre todo en las regiones del NEA, NOA y Provincia de Buenos Aires donde 7 de cada 10 embarazos en adolescentes de entre 15 y 19 años no son intencionales. En el caso de niñas menores de 15 años, el número se eleva a 8 de cada 10 y la mayoría es consecuencia de situaciones de abuso sexual y violación.  

Este contexto motivó la preocupación por fortalecer herramientas como el Cuerpo de Abogadas/os, que brinda patrocinio jurídico gratuito a personas víctimas de violencia de género, con el fin de ampliar el servicio y mejorar la respuesta de la Justicia en casos de abuso sexual de niñas, niños y adolescentes.

Para ampliar el patrocinio el PNUD en Argentina recibirá el apoyo de UNICEF Argentina en la identificación e incorporación de profesionales del derecho especializados/as en la temática de abuso sexual, embarazo forzado e interrupción legal del embarazo que se dedicarán exclusivamente a atender estos casos. Serán 15 nuevos profesionales expertos en Derecho Civil, Penal y Salud Mental que trabajrán inicialmente en las regiones del NEA, NOA y Provincia de Neuquén, que muestran altas tasas de violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes así como de embarazos no intencionales.

Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

Para no dejar a nadie atrás, tal como invoca la Agenda de Objetivos Mundiales y el ODS 16 en particular.  es urgente derribar los obstáculos en el acceso a la justicia y en el acceso a los derechos sexuales y reproductivos de niñas, niños y adolescentes víctimas de abuso sexual. Solo así se podremos alcanzar una sociedad pacífica, inclusiva, y, sobre todo, justa.

[1] UNICEF “Abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes. Una guía para tomar acciones y proteger derechos”, 2016. Disponible en: https://www.unicef.org/ecuador/proteccion-AbusoSexual_contra_NNyA-2016_(1).pdf

Icon of SDG 16

PNUD En el mundo