Información para el desarrollo sostenible: Argentina y la Agenda 2030

Introducción

Este Informe presenta un panorama de la situación de Argentina en las tres dimensiones principales del desarrollo sostenible: crecimiento económico, inclusión social y sostenibilidad ambiental. Analiza la posición relativa de Argentina en los principales índices mundiales de desarrollo, y elabora un Índice de Desarrollo Sostenible Provincial. Releva la disponibilidad, accesibilidad y calidad de la información necesaria para el monitoreo de las metas de la Agenda 2030, nueva agenda de desarrollo de las Naciones Unidas. Analiza la estructura y funcionamiento del Sistema Estadístico; Diagnostica la situación y las potencialidades de Argentina en el uso de  Datos Masivos (Big Data) y Datos Abiertos (Open Data). Introduce el concepto de políticas basadas en la evidencia, y presenta métodos experimentales para diseñar y evaluar políticas públicas.

La información en la nueva agenda de desarrollo mundial.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es la nueva agenda de desarrollo de las  Naciones Unidas. Su idea central, el desarrollo sostenible, es la articulación virtuosa entre el crecimiento económico, la inclusión social y la sostenibilidad ambiental. Es una agenda transformativa que presenta 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible  (ODS). Para  alcanzarlos,  los  países  deben atender una demanda insoslayable: la necesidad de contar con más y mejor información; confiable, oportuna y accesible; que permita desarrollar nuevos indicadores e índices de medición de líneas de base y brechas de desarrollo; que facilite el monitoreo y la evaluación de impactos de los proyectos y programas para rendir cuentas sobre los avances en el logro de objetivos y metas; y que alimente la formulación de  estrategias y políticas basadas cada vez más en la evidencia. Este informe parte de esta demanda.

Argentina: un país de contrastes

 Argentina posee gran biocapacidad, pero enfrenta problemas como la erosión de los suelos, y la pérdida de bosques y de biodiversidad.

Los hallazgos del Informe constatan que Argentina es un país de contrastes en cada una de las dimensiones de su desarrollo: En la dimensión del crecimiento económico, desde hace varias décadas, la macroeconomía presenta una elevada volatilidad, con períodos de aceleración seguidos de recesiones o de crisis profundas, que redundan en una tasa de crecimiento promedio menor que la potencial. Asimismo, la infraestructura presenta cuellos de botella que restringen el crecimiento.

A pesar de contar con una importante acumulación de capital humano y un sector agropecuario moderno y productivo, los mercados de trabajo se caracterizan por un alto nivel de precariedad e informalidad laboral. Esto se debe a los sectores heterogéneos de industria y servicios, donde segmentos de alta productividad coexisten con pequeñas empresas de baja productividad. 

El acceso al agua y a la electricidad es extenso, pero el acceso a la infraestructura de saneamiento y redes cloacales es limitado. Finalmente, la innovación productiva, motor clave del crecimiento a largo plazo, plantea grandes desafíos. La dimensión de inclusión social presenta una situación problemática con altos niveles de pobreza y de indigencia (30,3% y 6,1% respectivamente en el segundo semestre de 2016 de acuerdo al INDEC) que indican la conformación de un núcleo duro de pobreza con un piso promedio superior al 20 % en los últimos 25 años.

Educación y salud presentan circuitos diferenciados de acceso y calidad en sus servicios entre los segmentos públicos y el sector privado. Mientras que el sistema de salud es universal muestra problemas de fragmentación y de falta de coordinación. Asimismo, a pesar de las elevadas tasas de matriculación, la situación es particularmente seria en la tasa de graduación de la escuela secundaria. Las desigualdades persisten en términos de igualdad de género persisten desigualdades importantes en la brecha de ingresos, la distribución del uso del tiempo, el acceso a puestos de decisión (solo 3 de cada 10 y la violencia contra las mujeres.                                                                                                              

                 

En lo que se refiere a la dimensión de la sostenibilidad ambiental, Argentina posee un territorio muy extenso con una gran biocapacidad y una gran variedad de recursos naturales y no presenta serios problemas de sostenibilidad dado que la huella ecológica se ha mantenido siempre por debajo de la biocapacidad del país, aunque esta última tiende a reducirse en el tiempo. Sin embargo, esta visión global no implica que no existan problemas ambientales específicos. Se evidencian problemas relativos a la contaminación, la erosión de los suelos, y la pérdida de bosques y de biodiversidad. Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) provienen principalmente de la energía, los cambios en los usos del suelo, los procesos de deforestación, la agricultura y la ganadería, y las consecuencias en términos del cambio climático se manifiestan en alteraciones de la temperatura y del patrón de precipitaciones, que a su vez suponen el incremento del riesgo de desastres naturales, en primer lugar por inundaciones.


La Agenda 2030 debe ser vista como un desafío y una oportunidad para abordar sistemáticamente las problemáticas que enfrenta Argentina. Sus objetivos, metas e indicadores brindan una matriz para orientar la formulación, implementación y monitoreo de estrategias de desarrollo sostenible que supongan soluciones integradas que permitan desplegar plenamente al país su potencial de crecimiento económico, avanzar con decisión en materia de inclusión social y progresar en lo que respecta a la sostenibilidad ambiental.

 

¿Cómo están la Argentina y las provincias en los rankings de desarrollo?

 Los índices nacionales caracterizan la situación relativa de Argentina a nivel internacional. Sin embargo, para captar el grado de desarrollo de las provincias y su posición relativa dentro del país, se requiere de información y de índices desagregados a nivel provincial.

 El PNUD Argentina ha construido un Índice de Desarrollo Sostenible Provincial (IDSP) presentado en el segundo capítulo del informe. La función del IDSP es doble. Por un lado, ejemplifica una metodología y brinda una aproximación cuantitativa preliminar a las situaciones relativas de desarrollo sostenible provincial en sus tres dimensiones.  

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe